ASEO DE LA BOCA

EL ASEO SE LA BOCA

El aseo de la boca debe iniciarse desde recién nacido, para ello no será necesario utilizar un cepillo de dientes, pasta dental ni mucho menos hilo dental, sino una simple gasa humedecida con agua hervida, con el fin de asear las encías y crear el hábito del aseo desde temprana edad.

Con la salida de los primeros dientes conocidos como dientes de leche o dientes temporales, se debe iniciar el cepillado de los dientes, sin ser necesario el uso de pasta dental. Este primer juego de dientes es tan importante con los dientes definitivos que le saldrán tiempo después, puesto que las caries en los dientes de leche debilitan los permanentes. Depende de cada niño el momento en el cual comienza a brotarle los dientes, pero lo más importante es que se respete el orden de aparición de cada uno de los dientes.

Los niños deben aprender a cepillarse los dientes cuanto antes, iniciándolos en ello a manera de juego para crearles el hábito y no a manera de imposición porque podría generales rechazo. La edad aproximada de inicio es a los 2 años para lo cual necesitarán que un adulto les cepille nuevamente los dientes para asegurarse el correcto aseo, será hasta los 6 a 7 años cuando el niño podrá hacerlo totalmente solo.

Comprar un cepillo adecuado a su edad y tamaño de boca es primordial para lograr una buena limpieza; mientras más grande se su boca, más grande tendrá que ser el cepillo.

El uso de enjuagues bucales durante la niñez debe ser sólo bajo prescripción médica, su uso indiscriminado a temprana edad puede producir daños en la dentición permanente.

El cepillado deberá realizarse luego de las principales comidas y sobretodo antes de dormir. Cuando el niño aprenda a escupir, enseñarle que no debe comerse la pasta dental, recién en ese momento podrá comprar le una pasta dental para niños que tienen sabor agradable y bajo contenido de flúor; los padres deben asegurarse que el niño escupa la pasta dental al final del cepillado y no enjuagarse la boca, a fin que el flúor permanezca en contacto con los dientes por más tiempo. El uso del hilo dental es indispensable, los padres deben enseñarle al niño a usarlo correctamente.

Los niños aprenden por imitación, siempre será una buena lección que tus hijos te vean cómo te cepillas tu dientes y como usas el hilo dental, además de ser un buen ejemplo para aprender a usarlos es un buen ejemplo de hábito de aseo que el niño querrá imitar.

Es recomendable visitar al dentista periódicamente, porque se creará la costumbre en el niño a las revisiones dentales, con lo cual disminuirá su ansiedad y temor a lo desconocido. Además el acudir al dentista periódicamente tiene la ventaja de poder detectar cualquier problema en su etapa inicial, con lo cual la solución será sencilla y menos traumática que llevar al niño cuando está con dolor de muelas y necesitará de un procedimiento traumático que luego generará el miedo al dentista.

TÉCNICA DE CEPILLADO DENTAL

Las pautas de higiene que se detallarán a continuación corresponden a la técnica de Bass modificada, pueden ser llevadas a cabo por cualquier tipo de paciente, independientemente de su salud periodontal. La técnica de Bass se puede realizar correctamente utilizando un cepillo de cabeza corta con cerdas de nylon rectas, de puntas redondeadas y de dureza media a suave dispuestas en tres o cuatro hileras de penachos. Estas características son satisfechas por el cepillo de la marca Butler modelo 311.

Descripción de la técnica

Para la correcta realización de la téc. De Bass se necesita mucha metodicidad, por lo que se recomienda seleccionar una de las arcadas (superior o inferior) y un lado (derecho o izquierdo) para comenzar el cepillado y hacerlo siempre de la misma manera. Se comienza por la zona posterior y vestibular del lado seleccionado. El cepillo se coloca con su extremo libre hacia la zona interna de la boca abarcando tres elementos dentarios aproximadamente, paralelo al plano oclusal y con una inclinación de 45º de tal forma que las cerdas del cepillo puedan penetrar en el surco gingival. El cepillo se mueve con una ligera presión vibratoria, con un movimiento circular sin desplazamiento del cepillo sobre la superficie (el cepillo se mantiene en el lugar donde se lo ha ubicado). Se deben realizar unos 20-30 movimientos en ese sitio y se adelanta una pieza dental y se repite nuevamente la operación hasta llegar al extremo contrario de la boca. Aquí el cepillo se levanta y se ubica sobre la superficie oclusal (la zona de mordida) cepillando la misma con movimientos cortos de adelante a atrás hasta alcanzar la zona donde se había comenzado el cepillado. Nuevamente de levanta el cepillo y se lo coloca en la parte interna de la boca en la misma posición que al inicio (paralelo al plano oclusal, inclinado 45º y abarcando tres elementos dentarios) procurando que las cerdas del cepillo penetren en el surco gingival se inicia el movimiento circular de la misma manera que antes. Al llegar a la zona canina el cepillo se para y se lo coloca en forma vertical de tal forma que solo se abarca un solo diente. Se realizan los 20-30 movimientos y se desplaza al diente adyacente, así hasta llegar al colmillo del otro lado desde donde se recupera la posición inicial hasta terminar la arcada.

En síntesis:
1. Posición del cepillo

· Horizontal (paralelo al plano oclusal): en la región posterior de la boca
Vertical (parado): en la zona anterior de la boca de canino a canino tanto superior como inferior

Inclinación del cepillo: 45º de tal forma que las cerdas penetren en el surco de la encia.

Movimiento del cepillo: circular sin desplazamiento del cepillo que se mantiene en el mismo sitio. Si este movimiento es muy difícil para alguna persona, se puede reemplazar por un movimiento de adelante a atrás, también sin desplazamiento.

Frecuencia de la limpieza dental:

La maduración de la placa bacteriana (o sea el crecimiento y organización de las bacteria que la componen) se produce después de las 24 – 28 hs. Esto indica que antes de ese tiempo no tienen capacidad patógena o sea capacidad de producir enfermedad. Por lo tanto, la escrupulosa remoción de la misma, antes de las 24hs lo que es lo mismo, una vez al día, evita la aparición de la enfermedad periodontal.

Es importante entender que es más trascendente enfatizar en la eficacia de la limpieza dental que en la frecuencia de la misma.

Tiempo de la higiene: 30 minutos aproximadamente.

Momento mas idóneo para realizarla:

Por la noche: por que

1. Tenemos más tiempo para hacerlo.

2. La cantidad de saliva y de sus defensas naturales disminuyen, por lo que nos hace más susceptibles a la caries y enfermedad periodontal.

RECOMENDACIONES

· No realice su higiene dental en el baño, hágalo mientras mira la televisión.

· No es necesario que use pasta dentífrica. Si le gusta usarla, hágalo después del cepillado.

· Los demás cepillados del día pueden ser rápidos, solo para quitar los restos de alimentos.

· Es muy importante utilizar seda o cinta dental todos los días, y si es necesario y puede, cepillos interdentales.

· No consuma alimentos azucarados después de los 20 hs. Y por supuesto nunca después del cepillado